Tratamiento de los ronquidos y la apnea del sueño

foto portada

El ronquido nocturno es una patología que afecta a innumerables personas. En ocasiones puede no suponer un problema de salud, pero sí desembocar en graves problemas de pareja o sociales. En Clínica ZOE – Zaragoza Odontología Especializada somos especialistas en medicina del sueño y podemos aconsejarte sobre las distintas alternativas existentes hoy en día para tratar este problema.

roncar

Es importante hacer un buen diagnóstico, porque no sólo el ronquido es importante sino que en ocasiones la obstrucción de la vía aérea va más allá y puede desembocar en una apnea del sueño, caracterizada por una ausencia de la respiración durante un periodo de tiempo variable. Esta patología, a veces desconocida por parte del paciente, puede provocar una ausencia de sueño reparador, una fatiga diurna constante y otros problemas generales como hipertensión y alteraciones cardiovasculares. Tanto el neurofisiólogo, como el neumólogo, el otorrinolaringólogo o el dentista son profesionales implicados en el correcto diagnóstico y tratamiento de estas patologías.

A continuación nos gustaría explicarte un poco mejor por qué se produce el ronquido, cómo puede afectar a nuestra vida cotidiana y darte a conocer las férulas de avance mandibular (también conocidas como dispositivos de avance mandibular o DAM).

La medicina del sueño es un campo apasionante donde, como comentábamos, hay varias especialidades que entran en juego. Es importante que estos profesionales estén coordinados y que conozcan todas las alternativas de tratamiento para poder aconsejar al paciente la mejor solución en su caso y no la que ellos dominen. En primer lugar vamos a explicar brevemente unas nociones del sistema respiratorio para entender por qué se produce el ronquido y después analizaremos los diversos tratamientos posibles.

foto2

El sistema respiratorio está formado por las estructuras que realizan el intercambio de gases entre la atmósfera y la sangre. El oxígeno (O2) es introducido dentro del cuerpo para su posterior distribución a los tejidos y el dióxido de carbono (CO2) producido por el metabolismo celular, es expulsado al exterior. La entrada del aire se puede producir tanto por la boca como por la nariz y, a continuación pasa a la faringe. La faringe es un tubo que continúa a la boca y constituye el extremo común de los tubos respiratorio y digestivo. En su parte superior desembocan los orificios de las fosas nasales, en su parte media desemboca la cavidad oral y en su parte inferior se continúa con el esófago, de modo que conduce alimentos hacia el estómago y aire hacia la laringe y los pulmones.

La gran particularidad de la faringe es que su estructura es variable porque la parte anterior es móvil, estando formada por el paladar blando y la lengua, dos estructuras musculares cuya posición es variable. Esta característica, junto con la ausencia de tono muscular cuando estamos dormidos, es la que permite su estrechamiento durante la respiración y es la causa del ronquido y la apnea del sueño.

Todas estas obstrucciones de la vía aérea superior (VAS) que impiden una correcta respiración mientras estamos dormidos se engloban dentro de un síndrome conocido como “síndrome de apnea-hipoapnea obstructiva del sueño  (SAHOS).

Dentro de los factores de riesgo del SAHOS podemos encontrar los siguientes1:

  • Edad y sexo: Aparece más frecuentemente en varones mayores de 40 años, pero se iguala a las mujeres a partir de la menopausia.
  • Obesidad: Aunque no es exclusiva de los obesos, es más frecuente en ellos. Un índice de masa corporal elevado está directamente relacionado con ronquidos y/o apneas.
  • Herencia: No hay un gen identificado pero no es infrecuente observar asociaciones familiares de SAHOS.
  • Alteraciones anatómicas o funcionales predisponentes: retrognatismo mandibular, artritis reumatoide con afectación de la articulación témporo-mandibular (origina micrognatia y retrognatismo mandibular), macroglosia, amígdalas de tamaño excesivo, etc.

La mayor parte de los SAHOS se producen en la orofaringe y el problema, como veíamos en la figura anterior, es si el espacio por el que pasa el aire puede llegar a colapsarse o no. En caso de haber un cierre parcial, hay una vibración de los tejidos blandos y es cuando se produce el ronquido; en caso de haber una obstrucción completa, es cuando se produce una apnea, de duración variable.

orthoapnea02

Estas apneas nocturnas (de las que no somos conscientes porque se producen cuando estamos dormidos) pueden afectarnos negativamente por dos vías. Por un lado, impiden que entremos en la fase profunda del sueño (fase REM) evitando que consigamos tener un sueño reparador y produciendo una sensación de somnolencia diurna y cansancio constante. Por otro lado, durante el tiempo que estamos sin respiración, nuestra sangre se va quedando sin oxígeno, por lo que el cerebro y otros órganos se pueden ver afectados.

El Documento de Consenso del Grupo Español del Sueño describe que además de los síntomas que disminuyen la calidad de vida de los pacientes, se ha demostrado en los últimos años que este síndrome constituye un claro factor de riesgo para la patología cardiovascular, fundamentalmente para la hipertensión arterial (HTA)2. Incluso estudios recientes han encontrado también que el SAHOS es una factor de riesgo independiente para el ictus3.

¿Cómo se diagnostican los problemas del sueño?

La prueba por excelencia es una una polisomnografía convencional. Para poder realizarla el paciente duerme durante una noche entera en la unidad del sueño de un hospital. Nos aporta gran cantidad de información como el número y tipo de apneas que se producen, si hay ronquido o no, si se ronca más de lado o boca arriba, la saturación de oxígeno en sangre, el flujo de aire, etc.

A nivel más sencillo, en la Clínica ZOE – Zaragoza Odontología Especializada disponemos del dispositivo RUSleeping® (http://www.philips.es/healthcare/product/HC1037683/rusleeping-rts-screener)  que le podemos entregar al paciente para que duerma una noche con él y nos indica la presencia o ausencia de apneas / hipoapneas, pudiendo determinar la presencia o ausencia de un SAHOS y su severidad.

La roncopatía crónica o ronquido nocturno normalmente lo diagnostica la pareja de cama del paciente y además nos puede indicar en qué posición es más acusado. Es importante recalcar que el hecho de padecer de ronquidos por la noche no tiene por qué indicar obligatoriamente que también tengamos apneas, pero sí es cierto que gran parte de los paciente roncadores sufren de una SAHOS sin saberlo. De ahí hacer un correcto diagnóstico del problema antes de instaurar ningún tipo de tratamiento.

En caso de que el único problema del paciente (o de su pareja de cama) sea el ronquido es posible que un dispositivo de avance mandibular pueda solucionar dicha situación. No dude en acudir a la Clínica Dental ZOE – Zaragoza Odontología Especializada para obtener más información y consultarnos su caso concreto.

¿Cómo saber si me afecta la apnea del sueño?

Desde Clínica dental ZOE hemos habilitado una sencilla encuesta que te ayudará a evaluar si el tratamiento de OrthoApnea puede ser beneficioso para ti.

 

CONSÚLTANOS TU CASO

 

 


Bibiografía:

  1. Remmers JE, Degroot WJ, Sauerland EK et al. Pathogenesis of upper airway occlusion during sleep. J Appl Physiol 1978;44:931-8. Estudio pormenorizado sobre la fisiopatología de la apnea obstructiva del sueño, se barajan las posibles causas de su etiología.
  2. Peppard PE, Young T, Palta M, Skatrud J. Prospective study of the association beteween SBD and hypertension. N Engl J Med 2000; 342: 1378-84.
  3. Yaggi HK, Concato J, Kernan WN, Lichtman JH, Brass LM, Mohsenim V. Obstructive sleep apnea as a risk factor for stroke and death. N Engl J Med 2005; 353: 2034-41.
Óliver Valencia de Pablo
oliver

This entry has 0 replies

Comentarios recibidos

Escríbenos un comentario