|

Tag: Salud

Son muchos los pacientes que tienen dudas sobre las obturaciones realizadas con amalgama de plata. Las preguntas más frecuentes a las que nos enfrentamos son:

  • ¿Qué es la amalgama de plata?
  • ¿Qué debo saber antes de recibir un empaste de amalgama?
  • ¿Por qué llevan mercurio los empastes de amalgama?
  • ¿Debo quitarme las obturaciones de amalgama previas?
  • ¿Qué alternativas tengo para no colocar una amalgama de plata?

Pues bien, para solucionar todas estas dudas y tratar de dar una información lo más veraz posible, basada en la publicaciones científicas, en Clínica ZOE – Zaragoza Odontología Especializada, hemos preparado este post con un resumen de las recomendaciones de la FDA sobre el tema.

¿Qué es un empaste / obturación de amalgama?

Las amalgamas dentales son un tipo de material restaurador de relleno usado tras limpiar una caries en el diente. La amalgama se ha venido usando desde hace más de 150 años en cientos de millones de pacientes en todo el mundo.

La amalgama de plata es una mezcla de metales, consistiendo en mercurio líquido junto con  una aleación en polvo compuesta por plata, estaño y cobre. La cantidad de mercurio es aproximadamente del 50% y es fundamental para reaccionar con las partículas metálicas y producir su unión.

AMAL1

Para realizar una obturación de amalgama, el dentista debe realizar una cavidad donde, no sólo se limpia el tejido enfermo del diente, sino que también se le da una forma determinada a la cavidad, donde la base es más ancha que la parte superficial. De este modo, la obturación, que no está adherida al diente, queda retenida en su interior. Por otro lado se prepara el material con ayuda de una vibradora de amalgama, produciendo la mezcla de los componentes, que vienen dentro de una cápsula. Esta mezcla reblandecida se coloca en el diente para rellenar la cavidad y en poco tiempo endurece, permaneciendo estable durante muchos años.

¿Qué debo saber antes de recibir un empaste de amalgama?

Las obturaciones dentales de amalgama están especialmente indicadas en situaciones donde sea difícil controlar la humedad en la cavidad previamente realizada, cuando sea necesario realizar el tratamiento muy rápido o en pacientes poco colaboradores.

El dentista es el que debe indicar qué material es el más adecuado para reparar un diente afectado por caries.

AMAL2

Ventajas de las amalgamas dentales:

Las amalgamas dentales son restauraciones que duran muchos años, se realizan de forma rápida y su coste económico es inferior al resto de materiales disponibles.

Riesgos potenciales de las amalgamas dentales:

El mercurio es un producto que si se inhala en grandes cantidades, está asociado a efectos adversos en el cerebro y los riñones. Puesto que la amalgama dental contiene mercurio, ha sido asociada con ciertos riesgos para la salud. Sin embargo, según la FDA (US Food and Drug Administration), tras revisar toda la literatura científica al respecto, ha determinado que los bajos niveles de mercurio asociados a este tipo de empastes dentales no suponen ningún riesgo para la salud del paciente y no deben ser motivo de preocupación. Es decir, los empastes de amalgama son seguros para adultos y niños mayores de 6 años.

¿Debo quitarme las obturaciones de amalgama previas?

Según las indicaciones de la FDA, si las obturaciones de amalgama están correctamente realizadas, y no hay recidiva de caries, no está recomendado removerlas o reemplazarlas. De hecho, al eliminar los empastes de amalgama se pierde estructura dental de forma innecesaria y se expone al paciente al mercurio liberado durante el proceso de retirada. Además, en algunas ocasiones, el diente puede desencadenar cierta sensibilidad o hipersensibilidad a las temperaturas, pudiendo llegar a ser necesaria la endodoncia de la pieza dental.

Por otro lado, y desde la experiencia que aportan los años de trabajo, desde Clínica ZOE – Zaragoza Odontología Especializada, hemos observado que en muchas ocasiones, cuando las obturaciones de amalgama de plata son grandes, se puede producir un agrietamiento del diente, que puede llegar a la fractura del mismo. Por esta razón es importante revisar anualmente los dientes obturados con amalgama de plata y, si en algún momento se detecta un inicio de fractura en la estructura dental, remover esa amalgama y sustituirla por una restauración de resina adherida.

MERCURIOOO

¿Qué alternativas tengo para no colocar una amalgama de plata?

A día de hoy, los materiales más utilizados para reparar el daño producido por la caires dental o una fractura, son las restauraciones de resina compuesta o composite. En Clínica ZOE – Zaragoza Odontología Especializada consideramos que gracias a la posibilidad de un aislamiento con dique de goma y a los avances en la adhesión, actualmente no es necesario usar las amalgamas de plata. Todas las restauraciones realizadas en nuestra consulta se llevan a cabo con resinas compuestas estéticas de alta calidad y perfectamente adheridas al sustrato dental sano.

Las ventajas de las obturaciones de resina (conocidos también como “empastes blancos”) son:

  • Permiten ser lo más conservadores posible con la estructura dental, ya que no es necesario eliminar diente sano, sino solo aquellas estructuras dañas por la caires.
  • Su dureza es similar a la dentina, que es la parte del diente generalmente afectada por la caries y capaz de resistir las fuerzas de masticación.
  • Disponemos de una amplia gama de colores, permitiendo integrarse perfectamente desde un punto de vista estético con el diente afectado y sus vecinos.

Dentro de de sus desventajas, podemos destacar:

  • Son muy sensibles a la técnica. Es decir, para que sean duraderos a largo plazo, hay que hacerlos muy bien, cumpliendo ciertos requisitos para su correcta ejecución. Son obturaciones que van adheridas (pegadas) al diente, y el éxito del proceso de adhesión está muy condicionado a un correcto control de la humedad. Si cuando se está colocando la restauración de resina compuesta, la saliva del paciente se filtra en la cavidad, no se producirá la adhesión y el empaste se caerá. Por lo tanto es indispensable un estricto control de la humedad, mediante la utilización de elementos secantes (algodones) o un dique de goma siempre que sea posible.
  • Su costo económico es mucho mayor que el de una amalgama de plata.
  • El tiempo necesario para la realización de este tipo de restauraciones, empleando materiales y técnicas correctas, es muy superior al de una amalgama de plata.

Esperamos haber sido capaces de resolver todas vuestras dudas respecto a las amalgamas dentales. Para cualquier consulta no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo médico y solicitar tu cita a través del teléfono 876 28 28 59.

¿Son peligrosas las radiografías dentales?
¿Puedo hacerme una radiografía estando embarazada?
¿Son necesarias varias radiografías para un tratamiento dental?

Esta es una pregunta que nos hacen con frecuencia los pacientes en la clínica dental y nos hemos puesto manos a la obra para recopilar datos contrastados y poderos ofrecer una información fiable y real sobre la radiación que recibe un paciente cuando es sometido a algún tipo de exploración radiográfica en una clínica dental.

En Clínica ZOE – Zaragoza Odontología Especializada realizamos 3 tipos de radiografías dentales diferentes. En la primera visita, siempre realizamos una radiografía panorámica y dos radiografías de aleta de mordida. La primera de ellas nos aporta una visión del estado general de salud de los pacientes, así como la presencia de tratamientos previos. Las radiografías de aleta de mordida, también llamadas radiografías interproximales, nos permiten diagnosticar la presencia de caries entre los dientes, imposibles de ver clínicamente en muchas ocasiones.

CS8100-3D-1

Además de estas radiografías dentales básicas, disponemos de un aparato de Tomografía Computarizada de Haz Cónico (CBCT) que permite realizar exploraciones en 3 dimensiones. Aunque en muchas ocasiones, la CBCT se la denomina “TAC Dental”, no tiene nada que ver con un TAC de Hospital. Es decir, el TAC convencional, donde te tumban en una camilla y después te introducen completamente dentro de un tubo o bien un aro enorme recorre tu cuerpo, tiene una radiación para el paciente infinitamente mayor que la CBCT, que es la tecnología 3D que usamos en la Clínica Dental ZOE.

Para entender un poco mejor cuánta radiación recibimos los pacientes en cada una de estas exploraciones hemos elaborado un gráfico con comparaciones muy sencillas y así ilustrar que las radiografías dentales son seguras.

El sievert (conocido con el símbolo Sv) es la unidad de la dosis de radiación ionizante en el Sistema Internacional de Unidades de Medida (SI). Es una medida de los efectos en la salud de bajos niveles de radiación en el cuerpo humano. Según la Comisión Internacional de Protección Radiológica, todos recibimos una radiación ambiental natural sólo por el hecho de vivir, que es de 2,4 mSv (2400 μSv microsieverts) al año Esta cantidad, dividida entre 365 días, indica que todos recibimos diariamente una dosis de radiación de 6,5 μSv. Pues bien, una radiografía dental digital, supone una dosis de radiación inferior a estar 1 día en la calle. Gracias ello, como seguramente cualquier ginecólogo confirmará, no hay ningún riesgo para el bebé si le hacemos una radiografía a una paciente embarazada, con el correcto uso del delantal plomado.

RADIOLOGÍA 3D CLÍNICA ZOE

Utilizando la tecnología CBCT (comúnmente conocida como “TAC Dental”), que como explicábamos antes no tiene nada que ver con un TAC de Hospital, podemos seleccionar el campo que queremos explorar. Es decir, si sólo queremos ver un diente, no es necesario que radiemos toda la cabeza del paciente. Por eso, en función del número de dientes que queremos ver, la radiación será mayor o menor. Dicho esto, la exploración tridimensional de un diente unitario (al campo de exploración será de 4×4 cm) con el CS 8100 3D de Carestream, puede ser de tan sólo 4,7 μSv. Es decir, que en determinadas ocasiones podemos hacer una exploración 3D, con un nivel de radiación inferior a una radiografía periapical. Esto supone una gran ventaja en el diagnóstico de ciertas patologías o en la exploración de la anatomía dental porque, sin irradiar al paciente de forma innecesaria, obtenemos mucha más información que con una imagen bidimensional. Cuando la exploración es de una arcada completa o de ambas, la radiación sube a 25 μSv o 48 μSv respectivamente. En cualquier caso, dosis muy asumibles y realmente por debajo de las exploraciones que se realizan en un Hospital, donde, por ejemplo, un TAC del área torácica puede alcanzar los 7000 μSv. Incluso, para tomar valores con los que todos podamos identificarnos, decir que si en vacaciones cogemos un avión y cruzamos el Océano Atlántico, ida y vuelta, la radiación que recibimos en dicho trayecto es de 100 μSv.

Desde Clínica ZOE – Zaragoza Odontología Especializada queremos que nuestros pacientes se sientan seguros con cada exploración radiológica a la que sean sometidos y para ello aplicamos el criterio ALARA (As Low as Reasonable Possible). De este modo modo, sólo realizaremos las pruebas cuando sean necesarias y médicamente esté justificado su uso. Además, todos nuestros sistemas de radiología, tanto 2D como 3D son digitales, mejorando la resolución y disminuyendo la dosis de radiación al paciente. De todos modos, si tenéis dudas sobre la radiación de otras exploraciones a las que os vayáis a ver sometidos, os recomendamos este enlace.

CARESTREAM-CS8100-4

Pero no es infrecuente que los pacientes nos pregunten… ¿es seguro que me haga una radiografía? ¿Si estoy embarazada puedo hacerme una radiografía? ¿Cuánta radiación tiene una radiografía dental? ¿La CBCT es lo mismo que un TAC de Hospital? ¿Una imagen tridimensional tiene mucha radiación? Esperamos haber respondido a todas estas preguntas pero para cualquier duda os esperamos en Clínica Dental ZOE – Zaragoza Odontología Especializada.

 

  1. Referencias:
    1. AAE Colleagues for Excelence. Cone-Beam Computed Tomography in Endodontics. American Association of Endodontics 2011, pp. 3.
    Ver enlace
  2.  ADA. Dental Radiographic Examinations: Recommendations for Patient Selection and Limiting Radiation Exposure. 2012.
    Ver enlace 
  3.     ICRP. Recomendaciones de la Comisión Internacional de Protección Radiológica, 2007.
    Ver enlace